Páginas

agosto 10, 2011

Maquillaje correctivo para cada tipo de rostro

maquillaje correctivo

El maquillaje correctivo es la base para un maquillaje perfecto. Consiste en dos cosas: resaltar y disimular facciones e imperfecciones (bolsas, granitos y manchas). En términos de color: aclarar y oscurecer.

Para realizar un maquillaje correctivo, tu herramienta principal es el corrector o concealer en tonos claro y oscuro. El objetivo: lograr darle a tu rostro una forma ovalada, el ideal de rostro perfecto.


El corrector no se elige según tu tono de piel, sino por el efecto que deseas lograr.  El corrector claro amplía, resalta los rasgos. El oscuro reduce, perfile, profundiza.

Identifica tu tipo de cara

Rostro cuadrado


Corrector oscuro en sienes, mandíbula y papada para perfilar. Corrector claro en mentón. Luego un corrector claro desde las orejas pasando por debajo del pómulo hasta la mitad. Y termina con un toque de rubor claro sobre los pómulos para levantarlos.

Rostro alargado


Utiliza un tono oscuro en el mentón y en la frente. Amplía los pómulos con un rubor claro y el polvo compacto.

Rostro triangular


Dale un toque claro en el mentón, y un toque oscuro en las sienes. ¡Listo! (que suerte tienen las dueñas de este tipo de rostro). si no te gusta mucho el maquillaje, aplícate rímel y gloss para un look natural.

Mejora las imperfecciones

Nariz ancha


Aplica color oscuro a los lados y debajo de la nariz. En la punta, un tono claro.

Nariz prominente


Tono oscuro a los lados y, desde el inicio de la nariz hacia abajo, sin llegar a toda la punta.

Frente ancha


Corrector oscuro desde las sienes hasta donde nace el cabello.

Papada


Corrector oscuro en toda la papada y mandíbula y, en el mentón, un tono claro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario